El base armador de Kataja Basket, Teemu Rannikko ha asegurado ya desde hace tiempo su estatus como figura emblemática del baloncesto finlandés, habiendo jugado para clubes de renombre en Italia y en Rusia, y acaba de cumplir 36 años. Sin embargo, esto no ha disminuido su impulso competitivo.

Desde que Kataja clasificó para la Temporada Regular de la Liga de Campeones de Baloncesto, está igual de ansioso, si no es que aún más, que sus compañeros de equipo más jóvenes, esperando que comience la acción en el Grupo B para enfrentarse con equipos como Pinar Karsiyaka, Reyer Venezia, Le Mans Sarthe, Khimik, Maccabi Rand Media, Avtodor Saratov o CSM Oradea. Y sí, ha tomado en cuenta el desgaste de los 14 partidos y los viajes que serán necesarios.

Kataja es uno de los equipos finlandeses con más experiencia si se trata de campañas europeas, pero nunca han competido en un nivel tan alto como la BCL. Será un hito no solo para el club de Joensuu sino para todo equipo finlandés, declara el experimentado base armador.

“Kataja siempre ha querido y tratado de competir en Europa, el año antes de yo llegar, llegaron a los cuartos de final del EuroChallenge y eso fue muy importante para el club”, dijo Rannikko. “Eso es lo que me gustaría ver también de otros clubes en Finlandia, que traten de jugar en Europa y traten de traer grandes equipos europeos a Finlandia, para que la gente pueda ver un mejor baloncesto, y para que los jugadores puedan demostrar lo que pueden hacer a este nivel. Estoy muy orgulloso de mi club por haber logrado esto”.