Tal parece que el ciclo terminó, Miguel Ojeda no es más el manager de los Diablos Rojos de México, equipo de la Liga Mexicana de Béisbol que juega en la capital de la república mexicana y que es el más ganador de todos los tiempos.

El conjunto escarlata anunció la dimisión vía Twitter, en la que además le dan las gracias al ‘Negro de Guaymas’, Sonora, quien, al tener otros compromisos en invierno, no podría hacerse cargo del equipo durante todo el año, tal como lo pretendía la directiva infernal.

Ojeda había regresado al conjunto capitalina en una segunda etapa, luego de que se viera cortada la racha de 33 pases consecutivos a playoffs, por el manager anterior, sin embargo, tampoco él pudo obtener el boleto, terminando mal ubicado en la zona norte, ni siquiera cercano a los Toros de Tijuana, actuales monarcas de la LMB.

Su debut como estratega fue en 2013 y llevó a los Diablos a su título 16 de LBM un año después, en la que barrieron a los Pericos de Puebla, pero en 2015 pidió a la directiva le permitiera dirigir en USA, en donde tomó las riendas de la sucursal AA de los Giants de San Francisco, ganando 62 juegos y perdiendo 79, cifra contrastante con los 201 de 333 que ha ganado en fase regular del béisbol meciano.

Así, sin 2 años consecutivos en la fase final, los rojos deberán buscar a un manager exitoso, que los lleve por la buena senda en la próxima liga invernal de la LMB, misma que se llevará a cabo por primera vez de manera oficial.