En medio de la detención del pitcher mexicano Esteban Loaiza por posesión de drogas en San Diego, el baseball recibe una buena noticia en cuanto a peloteros con sangre mexicana que militan en la MLB, el lanzador diestro Sergio Romo cerró un acuerdo este martes con los Rays de Tampa Bay.

El contrato tendrá una duración de un año y equivaldrá a 2.5 millones de dólares, además de una bonificación de 250 mil dólares en caso de que sea canjeado a otro equipo, lo que en todos los aspectos significa una mejora para el nacido en Brawley California, pues con 34 años alargará su estancia en las grandes ligas.

Romo debutó con los Giants de San Francisco y tuvo un breve paso por los Dodgers de Los Angeles, sin embargo, fue negociado con la novena de Tampa en 2017 y ahora firmó un nuevo contrato.

Su récord en la gran carpa es de 35 ganados, 27 perdidos, 557 strikeouts y 84 salvamentos.