Después de que Gerard Piqué, defensa del F. C. Barcelona, recibiera terribles insultos por parte de los aficionados en la primera sesión de entrenamiento de la selección nacional de fútbol, el entrenador del equipo español, Julen Lopetegui, declaró que la situación producida con el jugador fue “desagradable”.

El defensa de 30 años había mostrado el domingo su apoyo al derecho de votar en el referéndum sobre la independencia catalana, y también retuiteó vídeos de la policía golpeando a los votantes durante la votación declarada ilegal por el Tribunal Constitucional español, según informa la agencia de noticias Xinhua.

💪💪💪 #ForçaBarça #BarçaEspanyol

Публикация от Gerard Piqué (@3gerardpique)

Los aficionados abuchearon a Piqué. En una de sus pancartas se podía leer “Piqué, me das ganas de vomitar”.

“Piqué está bien. Si no fuese así, no estaría con nosotros. Esperemos que todo el mundo eche un agua fría sobre esta situación tan desagradable”, dijo Lopetegui en una emisión de radio española, el lunes por la noche.

“No he seguido sus tuits, pero os pido que no nos dejemos distraer por una situación desagradable”, añadió el entrenador.

Piqué no pudo reprimir las lágrimas cuando comentó los sucesos del domingo, tras jugar un partido de La Liga en el que el Barcelona derrotó al Las Palmas a puerta cerrada en un Camp Nou vacío a consecuencia de la decisión del club de celebrarlo a puerta cerrada como signo de “desacuerdo” con los hechos.

También dijo que estaba preparado para hacerse a un lado y abandonar la plantilla española, a la cual ha representado a lo largo de 91 participaciones desde su debut en 2009, sin que nadie nunca cuestionara su compromiso en el campo. También fue miembro del equipo español ganador de la Copa Mundial 2010.