Luego de que el Paris Saint-Germain desembolsara los 222 millones de euros que costó el fichaje más escandaloso y caro de todos los tiempos, resulta que aún no puede alinear a su crack, esto gracias a que la Liga española intentó frustrar dicho movimiento y aún no envía el transfer hacia la Ligue 1.

Neymar deberá esperar más para poder defender sobre el terreno de juego los colores de su nuevo equipo, por lo pronto el inicio de la temporada, cuando los parisinos enfrentaron al Amiens, fue visto desde la tribuna y seguramente permanecerá así durante más tiempo del esperado, ya que el famoso Certificado de Transferencia Internacional sigue sin salir de las oficinas de la LFP Española hacia la autoridad francesa.

Lo anterior tiene atado de manos a los directivos que encabeza Nasser Al-Khelaifi, ya que el brasileño sigue sin ser inscrito ante la Federación Francesa de Futbol y en la propia liga, y aunque la liga ibérica tiene como plazo final el próximo jueves, podría no suceder y esto obligaría a que se entablara un pleito formal ante la FIFA, retrasando su pase una jornada más como mínimo y obligándolo a perderse del duelo ante el Guingamp.

La presentación de Neymar desbordó las gradas con 50 mil espectadores en el Parque de los príncipes y se vendieron más de 10 mil camisetas ese mismo día, no obstante, la máquina de hacer dinero llamada Neymar, difícilmente comenzará a producir alejado de las canchas.

Los momios para campeón del club parisino son de (-750), lo cual indica que seguramente se robarán la Ligue 1.