El joven defensa colombiano ya es oficialmente jugador del Barcelona, tras un largo acuerdo entre el Palmeiras de Brasil y el conjunto blaugrana, ambas partes confirmaron el fichaje de la joya cafetalera por una suma de 11.8 Millones de dólares, sumándose así a Coutinho, quien llegó el pasado fin de semana.

Mina jugará para el cuadro culé las próximas 5 temporadas y lo que resta de la presente, además, tendrá una cláusula de rescisión de 100 millones de euros, así lo informó el club en un comunicado.

El interés del cuadro que comanda Ernesto Valverde, surgió cuando el zaguero fue elegido el mejor central del Brasileirao en 2016, posteriormente se le empezó a considerar en la mira gracias a que tiene un físico potente, similar al de Umtiti, además, tiene velocidad y posee buen golpeo de balón, algo que encaja perfecto en el funcionamiento del club, que por momentos debe romper el orden con un trazo largo.

Cabe mencionar que no es el primer colombiano en llegar al Barcelona, como muchos medios lo manejaron, su antecesor fue Lauro Gonzálo Mosquera, quien tras jugar la Copa América de 1957 se integró a las filas culés sin ver acción, no obstante, sí debutó en 1964.