La rivalidad entre el futbol de México y Estados Unidos tuvo un capítulo más, Guadalajara de la Liga MX enfrentó a Toronto FC de la Major League Soccer en la Final de la Liga de Campeones de la Concacaf. Ambos equipos buscan el único boleto disponible para el Mundial de Clubes de la FIFA.

Como ya es tradición, el equipo de las Chivas jugó con una oncena completamente mexicana, encabezados por Rodolfo Pizarro, Alan Pulido, Orbelín Pineda y jóvenes surgidos de la cantera rojiblanca, mientras que, Toronto FC contó con el italiano Sebastian Giovinco, una de las máximas figuras de la MLS; además de alinear a Jozy Altidore y Michael Bradley, seleccionados de Estados Unidos y el holandés Gregory van der Wiel, la más reciente adquisición del conjunto canadiense.

Tan solo bastaron dos minutos para que el equipo de Matías Almeyda marcará, Isaac Brizuela desbordó por la banda derecha para meter el centro raso, Pulido hizo una increíble pantalla y Pizarro llegó para empujar el balón al fondo de la portería.

La respuesta de Toronto no se hizo esperar, debido a los insistentes ataques de Chivas, el conjunto de la MLS aprovechó los espacios y en un contragolpe al minuto 19, Jonathan Osorio consiguió la igualada.

Durante el segundo tiempo, el partido se desarrolló con llegadas constantes en ambas áreas, pero no fue hasta el minuto 72 que tras una falta marcada en el vértice del área y un cobró espectacular de Alan Pulido cambió el marcador a favor del Rebaño.

Con este marcador el conjunto tapatío tiene toda la ventaja de conseguir el boleto al Mundial de Clubes, ya que solo necesita un triunfo, un empate sin goles o hasta perder por la mínima diferencia, para coronarse como Campeón de la Concacaf, debido a que el gol de visitante inclina la balanza a su favor, mientras que, Toronto FC debe ganar por dos goles de diferencia.