Durante el duelo entre el PSV Eindhoven y el Heerenveen en la Eredivisie, Hirving Lozano fue expulsado del terreno de juego por un supuesto codazo en el rostro de Lucas Woudenberg, quien lo marcaba duramente en los minutos finales del primer tiempo, en un partido que el conjunto de los granjeros dominaba y ganaba 2-0.

Tras recibir la tarjeta roja, Lozano tendría una sanción impuesta por la KNVB de 3 partidos sin ver actividad, sin embargo, el equipo del futbolista azteca informó mediante su página que no está de acuerdo con el castigo y protestará ante el comité disciplinario de la Eredivisie para reducir el número de partidos.

‘Chucky’ tendrá hasta el próximo jueves para argumentar junto a su equipo y reducir su inhabilitación, puesto que es un pilar del equipo y con sus 13 anotaciones marcha como líder de goleo.

Con el cartón que le mostró el árbitro Dennis Higler, Lozano acumuló su sexta expulsión a lo largo de su carrera, siendo la segunda en el futbol holandés y casualmente por segunda ocasión ante el mismo conjunto.