Un duro cabezazo en el partido de ida de la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF del martes por la noche dejó a Guido Pizarro de los Tigres de la UANL con una nariz fracturada.

El incidente ocurrió al minuto 17, cuando Pizarro y el jugador del Pachuca, Óscar Murillo, peleaban un balón en el aire. Pizarro regresó al juego después de recibir tratamiento pero fue sustituido eventualmente en el minuto 56.

Vía Twitter, los Tigres reportaron que Pizarro se sometió a cirugía para alinear el hueso fracturado, pero el club no mencionó cuándo regresaría, en su lugar, mencionó que el diagnóstico está pendiente después de una posterior evaluación.