El partido inicial del Liverpool en la Liga de Campeones contra el Paris Saint-Germain fue, sin lugar a duda, memorable. Estuvo lleno de emocionante acción, drama, goles y excelentes actuaciones. Ambos equipos cuentan con una serie de estrellas de renombre y tal vez la más grande de todas es Neymar, sin embargo fue, en muchos sentidos, la menos impresionante.

Durante cerca de 82 minutos del partido, Neymar simplemente no logró participar en forma. Estuvo en las líneas laterales todo el tiempo, pero nunca hizo un verdadero movimiento. Hubo momentos en los que parecía que iba a entrar en acción, pero no lo consiguió realmente hasta casi el final. Neymar aprovechó lo más posible un mal pase de Mohamed Salah y corrió hacia el área de penales del Liverpool antes de pasar el balón a Kylian Mbappe, quien hábilmente venció al portero Alisson Becker para igualar el marcador 2 a 2.

Esta es exactamente el tipo de cosas que se esperan de uno de los mejores jugadores del mundo, acción rápida y decidida que le cuesta a la oposición. Sin embargo, esta fue la única contribución de Neymar en un partido que consiguió estar pleno de emoción sin su aporte.

Durante gran parte del partido, el Liverpool logró contenerlo eficientemente, específicamente James Milner y Jordan Henderson. Los dos se mostraron inquebrantables frente a Neymar, y su categoría de superestrella ciertamente no logró intimidarlos. Neymar pasó gran parte del tiempo en el tercio medio de la cancha, quedándose con el balón por demasiado tiempo, y cuando sus compañeros sí tenían la posesión, con frecuencia se retraía a un flanco, ocupando una posición en la que los jugadores de Jurgen Klopp no tenían mucho de que preocuparse.

No cabe duda de que Neymar es uno de los jugadores más talentosos del mundo, pero no está consiguiendo dar lo mejor de sí en el Paris Saint-Germain, en lugar de esto, con frecuencia luce aburrido y desinteresado.

Por supuesto, sus seguidores sostienen que se desempeña brillantemente en la Ligue 1, ya ha anotado cuatro goles en cuatro partidos de esta temporada, después de haber anotado 19 en 20 la temporada pasada. Sin embargo, PSG gastó una absoluta fortuna para comprarlo, 198 millones de libras, específicamente con la esperanza de que mejorara la suerte del equipo en la Liga de Campeones. Hasta ahora, esto no ha ocurrido.

Por otra parte, fue el primer partido de grupo de la temporada, así que tanto PSG como Neymar tendrán muchas oportunidades más para encontrar su mejor forma, y todavía tendrían oportunidad de ganar la competición.

View this post on Instagram

🇧🇷

A post shared by EneJota 🇧🇷 👻 neymarjr (@neymarjr) on

Si encontrara cómo participar mejor con ellos, Neymar es sin duda es lo suficientemente bueno para ayudar al equipo a avanzar, pero la defensa del PSG sugiere que nuevamente se quedarán cortos. Algunos creen que este es un problema para el jugador más caro del mundo, no cree que el equipo pueda avanzar hasta la final sin antes hacer mejoras importantes, por lo que simplemente no tiene la motivación necesaria para actuar en el tercio ofensivo de la cancha.

En el Barcelona, Neymar sabía que era parte de un equipo fuerte en todas las áreas y que tenían el potencial para ganar la Liga de Campeones como lo hicieron en 2015. Sin embargo, es posible que en el París Saint-Germain se sienta como una decoración costosa.

Por lo menos, Neymar tiene a Mbappe para hacerle compañía y poner el toque final a su genialidad, como lo hizo en el gol tardío en Anfield esta semana. Los dos jugadores son, sin duda, demasiado buenos para el París Saint-Germain y para toda la liga francesa. Sin embargo, Mbappe aún tiene que desarrollarse y sigue disfrutando de jugar en el nivel más alto para campeones nacionales. Neymar ya completó esta etapa de su carrera que su compañero de equipo apenas está comenzando.

Es fácil para Mbappe encontrar motivación, pero es mucho más difícil para Neymar, y la frustración de jugar para un equipo tan poco equilibrado parece que está afectando su desempeño.

Cuando se trata de la aportación defensiva de Neymar, es probable mejor no hablar, especialmente después de su intento de abordar a Sadio Mane en la primera mitad.

Durante su tiempo en el Barcelona, hubo muchas ocasiones en las que estaba claro que jugadores como Lionel Messi y Luis Suárez se irritaban por la toma decisiones de Neymar, y por su costumbre de quedarse demasiado tiempo con el balón. Sin embargo, podía salirse con la suya en el Barcelona, ya que los jugadores a su alrededor eran lo suficientemente buenos para cubrir sus errores. Sin embargo, en el PSG esos mismos errores son mucho mas notables ya que los demás jugadores esperan que Neymar marque la diferencia.

Una vez más, es Mbappe quien ayuda a Neymar en este aspecto, ya que es el jugador que puede convertir sus pases. Sin embargo, mientras que Mbappe está en camino de ser uno de los nombres más grandes del deporte, por ahora Neymar es la estrella más grande del PSG y ya tiene que comenzar a hacer más por su equipo, particularmente en Europa.

Los mejores jugadores necesitan ser desafiados con frecuencia, tanto por sus oponentes como por sus compañeros de equipo. Sin embargo, esto simplemente no está ocurriendo para Neymar en París. La solución podría ser regresar a La Liga, o incuso a la Liga Premier, para enfrentarse con pruebas semanales, en lugar de una prueba cada varias semanas en la Liga de Campeones.

Si Neymar permanece en Francia, podría ser que se conforme con ser el segundo mejor, y siendo tan joven, debería estar llegando a sus mejores años con la determinación de ser mejor que Mbappe. Aunque el París Saint-Germain hizo bien en reclutar a Neymar, hoy en día están lejos de recuperar su inversión.

En defensa del París Saint-Germain, los héroes del partido por parte del Liverpool no fueron los grandes nombres del equipo. Aunque Mohamed Salah ciertamente participó en el partido, no fue el jugador estrella. Los hombres clave del equipo de Jurgen Klopp fueron Milner, Andy Robertson, Daniel Sturridge y Georginio Wijnaldum, cuatro de los jugadores menos aclamados del equipo.

Juntos, los cuatro jugadores costaron 45 millones de libras, menos de lo que se pagó individualmente por Naby Keita, Alisson Becker y Virgil van Dijk este año. Sin embargo, su valor para el equipo ha demostrado ser superior, por mucho, a la suma del costo de sus transferencias.

Tanto Milner como Wijnaldum son ahora parte integral del mediocampo del equipo. La energía de Wijnaldum y la experiencia y tenacidad de Milner los hace indispensables. Además, podría decirse que el internacional de Escocia, Robertson, se ha convertido en uno de los mejores defensas laterales de Europa desde que se cambio del Hull City por solo 8 millones de libras hace poco más de un año, y fue su pase el que permitió el gol de Sturridge.

La temporada pasada parecía que Sturridge estaba de camino a Anfield, se fue al West Bromwich en préstamo y luego pasó un tiempo terrible en The Hawthorns. Sin embargo, jugó su parte anotando el gol de apertura antes de que el jugador al que reemplazó, Firmino, anotara el gol ganador en tiempo extra.

Por supuesto, al final fue el nombre más grande el que selló la victoria. El gol ganador de Firmino durante el tiempo extra será recordado por mucho tiempo por los fanáticos del Liverpool. Comenzó el partido en la banca por una lesión en el ojo que sufrió en el partido contra el Tottenham del fin de semana. Pero sin él, el partido probablemente hubiera terminado en un empate 2 a 2.

Aunque el Liverpool dejó ir la ventaja de dos goles que había conseguido en el primer tiempo, no se veía que perderían el partido. Además, la forma en que nunca se rindieron y lograron regresar después del empate de Mbappe en el minuto 83, muestra que una vez más podrían avanzar hasta la final de esta competición.

El próximo mes, el Liverpool viajará a Nápoles para un partido que probablemente no sea tan difícil como lo fue el de esta semana. Podría ser un equipo bastante sólido, pero la expectativa es que el Liverpool y el París Saint-Germain superen las etapas eliminatorias. Como lo demostraron, ambos equipos tienen excelente calidad de ataque, pero también tienen problemas de defensa y esto les podría costarles a ambos equipos a largo plazo.

Hablando después del partido, Jurgen Klopp dijo que le había “encantado” la celebración de gol de Roberto Firmino. Durante la celebración, gesticuló como si tuviera un parche en el ojo lesionado.

Hablando al respecto, Klopp dijo: “Salir de la banca después de su lesión del fin de semana es realmente increíble”.

Hablando sobre Daniel Sturridge, Klopp dijo: “Daniel jugó un partido increíble. Nunca lo había visto tan en forma como ahora. Entonces puedes traer a Bobby Firmino y eso ayuda mucho. No puedo decir suficientes cosas buenas sobre Bobby”.

El París Saint-Germain estará ahora en casa lamiendo sus heridas. Se enfrentarán a Crvena Zvezda en casa, en París, y será un partido mucho más fácil para ellos. Sin duda estará lleno de goles y será una gran oportunidad de verlos acumular confianza para partidos más difíciles más adelante en la competición.