La novela terminó para Nicolás Castillo, el atacante andino dejó a los Pumas de la Liga MX para sumarse a las filas del club portugués, Benfica.

El delantero chileno llegó a un acuerdo con las Águilas por tres temporadas, con opción a una renovación de dos más, además se convirtió en el segundo futbolista mejor pagado de la Liga de Portugal.

La negociación por Castillo alcanzó los 8.8 millones de dólares, cantidad que Pumas podría usar para reforzar el ataque universitario.

Luego del acuerdo, el chileno fue visto en la tienda oficial de Benfica portando la playera de su nuevo equipo y al parecer, será competencia directa para el mexicano, Raúl Alonso Jiménez.