Ser entrenador de fútbol es un trabajo increíblemente difícil. Los entrenadores están bajo mucha presión. Los celebran cuando su equipo gana, pero varios resultados malos seguidos con frecuencia los llevan al despido. Los entrenadores deben planificar las tácticas para cada partido y tomar decisiones difíciles en cuanto a quién comenzará jugando, a quién descansar, y así sucesivamente, garantizando al mismo tiempo que sus jugadores estén contentos.

A menudo se asume que los buenos jugadores serán buenos entrenadores, ya que seguramente tienen una excelente comprensión del juego. Sin embargo, no siempre es así, y a menudo son los jugadores menos célebres quienes luego disfrutan carreras exitosas como entrenadores, como por ejemplo Arsene Wenger y Sir Alex Ferguson. En la otra cara de la moneda hay los jugadores como Diego Maradona, quien no ha tenido ningún gran éxito como entrenador y Pelé, quien nunca hizo la prueba de ser entrenador.

Sin embargo, como con cualquier cosa, existen algunas excepciones a esta regla. A continuación echaremos un vistazo a tres grandes jugadores que se han convertido en fantásticos entrenadores.

Pep Guardiola

pep-guardiola

Muchos están de acuerdo en que Pep Guardiola es el entrenador más influyente de las últimas décadas. Es famoso por su atención al detalle y su enfoque en el juego de posesión. También es famoso por vender jugadores que no encajan en su estilo, independientemente de lo buenos que sean individualmente.

Guardiola comenzó su carrera en el sistema juvenil del Barcelona, antes de graduarse pasando al famoso Dream Team de Johan Cruyff. Jugó como centrocampista profundo y fue parte del equipo que ganó el primer título de la Liga de Campeones para el Barcelona en 1992. También ganó 6 títulos de La Liga, de los cuales, los cuatro primeros fueron al hilo.

Hacia el final de su tiempo con el Barcelona, su presencia se vio disminuida debido a las lesiones, pero aún era considerado como uno de los mejores del equipo. Luego pasó algún tiempo con una variedad de clubes de todo el mundo antes de jubilarse como jugador. La única área donde no pudo destacarse como jugador fue en el ámbito de las competencias internacionales. Lo convocaron únicamente 47 veces para la selección de España, y se perdió la Eurocopa 1996 después de una discusión con la gerencia.

Después de jubilarse como jugador, Guardiola asumió el control del equipo B del Barcelona. Habiéndose desarrollado en el sistema juvenil de Barcelona y luego jugado para el club por tanto tiempo, sabía exactamente cómo funcionaban las cosas. Después de apenas una temporada, fue ascendido al equipo de primera, y pronto se dio a conocer por su despiadada filosofía. Vendió a muchos de los grandes jugadores más entrados en años, como Ronaldinho y Deco, y los reemplazó con jugadores del equipo B y juveniles. Él también firmó a Dani Alves y a Gerard Piqué, quienes tuvieron grandes logros con el club.

Durante su primera temporada a cargo, Barcelona ganó su famoso sextete, el único club en ganar 6 trofeos en un año. Luego continuó mejorando el nivel del equipo, y durante ese tiempo, ayudó a desarrollar a Messi y a convertirlo en el jugador que es hoy. Bajo Guardiola, Barcelona ganó La Liga tres veces, la Liga de Campeones dos veces, y la Copa del Rey dos veces.

Después de cuatro años en Barcelona, Guardiola pasó a Bayern Munich, donde continuó su éxito ganando la Bundesliga cada año que estuvo allí. En este momento, Guardiola es el entrenador de Manchester City, donde ganó el título de Liga en su segunda temporada a cargo. Esta temporada el equipo sigue dominando y muchos esperan que ganen nuevamente el título.

Las tácticas de Guardiola han sido descritas como tiki-taka. Esta es una manera de jugar fútbol que pone énfasis en los pases cortos y la posesión. Sin embargo, aunque muchos equipos han intentado copiar la táctica de Guardiola, ninguno ha logrado el mismo éxito.

Esto es probablemente debido a la flexibilidad de los equipos de Guardiola. Aunque prefiere la formación 4-3-3 y la defensa y mediocampo generalmente permanecen en su posición durante la construcción de una jugada, el tercio final tiene una gran cantidad de libertad.

Guardiola ha insistido en muchas ocasiones que mantener el balón es clave. En lugar de patear el balón hacia adelante ciegamente, les dice a sus jugadores que sean pacientes y busquen pases. También se asegura de que los jugadores siempre estén conscientes de su posición y estén listos para recuperar el balón cada vez que lo pierdan.

También se aprecia su influencia en la escena internacional. Mientras él era entrenador de Barcelona, España ganó la Copa mundial en 2010 y la Eurocopa 2012. La selección española contenía a muchos jugadores del Barcelona, y la filosofía del tiki-taka era evidente en su juego. Del mismo modo, mientras estaba en el Bayern Múnich, Alemania ganó la Copa mundial. Con él ahora a cargo de jugadores como Raheem Sterling, Delph, Stones y Walker en el Manchester City, ha habido una notable mejoría en el equipo de Inglaterra.

Pocos han tenido carreras comparables a la de Guardiola, y con certeza pasará a la historia del fútbol como uno de los entrenadores más exitosos de todos los tiempos.

Zinedine Zidane

262402-01-05

 

Muchos consideran a Zinedine Zidane uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Era conocido por su increíble primer toque y su capacidad para escaparse driblando de situaciones difíciles.

Zidane comenzó su carrera en el AS Cannes, donde los ayudó a su mejor resultado hasta la fecha, quedando cuarto en la Ligue 1. Luego se cambió al Bordeaux, donde comenzó a atraer atención internacional. Su siguiente parada fue la Juventus, donde ganó dos títulos consecutivos de la Serie A, y durante ese tiempo, ayudó a Francia a ganar la Copa mundial de 1998. En 1998 ganó el Balón de oro y el premio FIFA al mejor jugador, el cual volvió a ganar en el año 2000.

Zidane fue luego comprado por el Real Madrid, por un precio que para ese entonces fue récord mundial, donde ganó más títulos y premios. Estaba en la cima de su carrera cuando ocurrió el tristemente célebre cabezazo en la Copa mundial 2006. El incidente llevó a Zidane a retirarse del fútbol, y sigue siendo un momento icónico en la historia del fútbol.

No pasó mucho tiempo hasta que Zidane se unió al Real Madrid en un rol diferente al de entrenador, pero pronto comenzó a trabajar como ayudante de Carlo Ancelotti. Cuando Ancelotti fue despedido, Zidane comenzó a trabajar con el equipo B, y poco tiempo después regresó a trabajar para el equipo mayor.

Rafa Benítez fue despedido como entrenador del Real Madrid y Zidane fue nombrado como entrenador en jefe. Aunque tenía relativamente poca experiencia, su tiempo como jugador y su fama le ayudaron a ganarse a la plantilla. Se las arregló para unificar al equipo, ganó La Liga una vez y la Liga de campeones una vez durante sus dos años como entrenador.

Todavía está en las primeras etapas de su carrera, pero ya ha gozado de un éxito brillante. Actualmente es considerado un especialista en Copas, debido a su éxito en la Liga de campeones, pero tiene mucho tiempo para cambiar esto, y muchos están esperando a ver cuál será su próximo movimiento.

Didier Deschamps

didier-deschamps

Didier Deschamps siempre será conocido como uno de los mejores jugadores de Francia. Fue un excelente mediocampista defensivo y un gran líder. Jugó para varios clubes como  Marsella y Juventus, y logró siempre un gran éxito. Fue el capitán más joven en llevar a su equipo al título de Liga de campeones con el Marsella en 1993, y ganó dos títulos de la Ligue 1 con el club.

Cuando se trasladó a Juventus, su éxito continuó, con tres títulos de Serie A y otro título de la Liga de campeones. Pasó allí cinco años antes de culminar su carrera de clubes con estadías cortas en Chelsea y Valencia.

Deschamps comenzó su carrera como entrenador con AS Monaco, y luego pasó cuatro años con el equipo, hasta llegar a la final de la Liga de campeones en 2004. Luego pasó a la Juventus, donde jugó un papel importante a pesar de sólo estar allí una temporada.

Juventus estaba en medio del escándalo de Calciopoli en 2006, el cual ocasionó que les quitaran su título de Serie A y los relegaran. En este momento llegó Deschamps y se las arregló para regresar al equipo a la Serie A en solo una temporada, a pesar de vender muchos de los jugadores del primer equipo.

Sin embargo, su carrera como entrenador realmente despegó cuando regresó al lugar donde comenzó todo para él como jugador. Condujo al Marsella a su primer título de la Ligue 1 en 18 años. El Marsella también ganó la Copa de la Ligue tres años consecutivos.

Su éxito en Marsella condujo a que la Federación francesa de fútbol lo contratara como su entrenado después de la Eurocopa 2012. Deschamps llevó entonces a la selección francesa hasta la final de la Copa mundial 2014 y hasta la final de la Eurocopa 2016, perdiendo frente a Portugal en la prórroga.

Este verano ganó la Copa del mundo con el equipo, convirtiéndose en uno de los pocos que ha logrado ganarla como jugador y como entrenador. La victoria llegó 20 años después de la última vez que Francia ganó el torneo, cuando Deschamps era parte del equipo.