El capitán de la selección mexicana, Rafael Márquez, fue incluido el pasado agosto por el Departamento del Tesoro de USA en una lista de mexicanos que podrían tener una presunta relación con el narcotráfico y por ello, sus cuentas bancarias fueron congeladas, además, se puso sobre advertencia para que se evitaran nexos comerciales con el ex jugador del Barcelona.

Sin embargo, el ‘kaiser’ acudió a la Procuraduría General de la República a presentar un recurso legal que le descongelara sus activos económicos y se logró una suspensión de dicho paro provisional por parte de la jueza Octavo de distrito en amparo del a Ciudad de México, Luisa Ortega, esto para demostrar el origen legal de sus recursos, así lo afirmó el abogado José Luis Nassar, defensor del zaguero de los rojinegros del Atlas.

Además, el referente nacional en las últimas 4 copas del mundo, podría volver a pisar el césped de los estadios mexicanos en caso de que lo desee, pero para ello, necesita un permiso especial por parte del Departamento del Tesoro, mismo que significaría ‘jugar sin cobrar’, así lo mencionó un especialista en leyes de la cadena ESPN. Lo anterior tiene una razón simple, si Grupo Salinas, empresa dueña de Atlas y pagadora a Rafael Márquez Alvarez, le otorga un pago, sí violaría la lista de la Ofac de USA, que exige a las sociedades mercantiles y con actividad empresarial, evitar relación con el jugador.

Márquez ya volvió a los entrenamientos y se ha demostrado en firme conexión con lo que sucede en el futbol mexicano y los aconteceres del pasado sismo del 19 de septiembre, pues incluso visitó a un sobreviviente en el hospital.