Nicolás Castillo se convirtió en nuevo refuerzo de América, proveniente de Benfica de Portugal, confirmando su regreso a la Liga Mx.

 

Entre el Clausura 2017 y Clausura 2018, militó con los Pumas de la UNAM, donde concretó 26 goles en 48 partidos, siendo un referente en el cuadro universitario. El chileno fue objeto de deseo del club “azulcrema” ante las lesiones de algunos de sus pupilos, entre ellos, Oribe Peralta. Al mismo tiempo, competirá con Roger Martínez y Henry Martín por un lugar en la delantera. Su debut se dio en la jornada 6 ante León, donde ingresó al minuto 60’; sin embargo, poco pudo hacer, pues América perdió por goleada 3-0 frente a León. En el lapso de los días reiteró que no festejaría si le marca gol a los Pumas, equipo que se ganó el corazón de los aficionados en su momento, pero que al mismo tiempo lo recibirán en medio de abucheos. No obstante, la afición de América no olvida lo que mencionó en su momento como jugador de la UNAM, diversas declaraciones y que no tienen contentos a los fanáticos. Al final, eso quedará en el olvido si empieza a responder con goles.

 

En los últimos torneos, la escuadra de Miguel Herrera sufría por la falta de goles; aunado al pésimo rendimiento de Roger Martínez, la inconsistencia de Oribe Peralta y la poca confianza que le otorga a Henry Martín. El timonel tiene en el andino toda su confianza para desquitar lo que la institución pagó hasta el último día del mercado invernal. A lo largo de la historia han desfilado jugadores con Pumas y América: Hugo Sánchez, Enrique Borja, Braulio Luna, Luis García. La mayoría de ellos le marcó gol a los “auriazules”, entre ellos Borja, quien el último partido de su carrera se lo hizo al equipo que lo vio nacer futbolísticamente.

 

Nicolás Castillo podría aplicar la ley del ex y estrenarse con su nuevo club, o también, ser el villano en un momento importante. El domingo 17 de febrero, a las 12:00 horas, en el Estadio Universitario, se sabrá en una edición más del clásico capitalino.