La cartelera de Bellator en Irlanda perdió un evento estelar y estuvo en diferido por Spike TV. Esa desafortunada combinación normalmente significa bajos ratings, con Dave Meltzer mencionando que se esperaba capturar a solo alrededor de 450,000 televidentes.

Aunque Bellator 187 fue un caso especial y las cosas cambiaron con la inesperada crisis de Conor McGregor con el peleador saltando a la jaula, empujando a un referee y abofeteando a un oficial de Bellator. Hubo un frenesí de la prensa después de la riña y la promotora también usó el incidente para comercializar la retransmisión. En su mayor parte, esto funcionó.

De acuerdo a Spike TV, Bellator 187 obtuvo un promedio de 621,000 televidentes y llegó a un máximo por arriba del millón de televidentes durante el primer cuarto de hora en el que ocurrió la riña involucrando a McGregor.

Gracias al emotivo campeón de la UFC, esos números son unos de los mejores que la organización ha tenido en meses.

McGregor a partir de entonces emitió su versión de una disculpa sobre el incidente y no se ha presentado aún ninguna sanción real contra la gran estrella de la UFC.