Cuando Kevin Lee perdió una revancha estelar ante Al Iaquinta en diciembre pasado, pensó que se recuperaría para el 2019 y buscaría pelear hasta ser el contendiente de las 155 libras.

En su lugar, la UFC tenía planes diferentes para “Motown Phenom.” Después de su derrota ante Iaquinta, la cual dio por concluida la sociedad de la UFC con FOX para sus transmisiones, la promotora trató de programar a Lee en una pelea de peso welter con el ex retador al título, Darren Till, en el UFC Londres del próximo marzo.

Aunque Till habría sido un gran nombre para agregar a su foja, Lee consideró que no era el momento adecuado para pasar a las 170 libras.

“Me ofrecieron a Darren Till para la pelea estelar en Londres y creo que están tratando de sacarme de la división”, comentó recientemente Lee para MMAjunkie Radio. “Prácticamente se acercaron a mí justo después de la pelea y me preguntaron si me pasaría a las 170. Y yo dije, “realmente no (estoy interesado). Aquí es donde comencé, aquí es donde voy a conseguir el cinturón primero y luego ya seguiré adelante. Simplemente no estaba interesado. Me voy a quedar en las 155 y alguien va a salir lastimado.”

Lee, quien ha acumulado un impresionante récord de 10-4 desde su debut en 2014 en la atiborrada división de peso ligero, se tomó una noche para pensarlo. Finalmente, decidió que hay muchos asuntos aún pendientes en la división de las 155 libras como para abandonar el barco justo ahora.

“Lo pensé por una noche y cuando desperté en la mañana era lo mismo”, mencionó Lee. “Trato de no tomar decisiones al instante. Aun así, no era muy interesante. Aún me queda tanto por hacer en las 155.”

Al declinar Lee pelear ante Till en marzo, el peso welter inglés ahora enfrentará al veterano Jorge Masvidal en la pelea estelar.

En cuanto a “Motown Phenom,” ya puso su mirada en el siguiente rival potencial en la categoría de peso ligero.

“Está el muchacho Gregor Gillespie, quien se vio realmente bien”, mencionó Lee. “Él no va a tardar mucho en mencionar nombres. Estoy tratando de ponerme en contacto con su gente mientras está fuera. Me impresionó su última pelea y definitivamente es una pelea que estoy buscando ahora. Le voy a dar la oportunidad ahora. Yo ya puse mi ofrecimiento y estoy esperando escuchar una respuesta. El chico sabe pelear. Está invicto. Realmente no me tenía muy impresionado, pero en esa última pelea contra Yancy, le fue muy bien. Creo que voy a seguir y que se haga realidad, depende de él si quiere que se realice la pelea o no.”

Gillespie, de 31 años, es uno de los secretos mejor guardados de las 155 libras. El creciente contendiente de peso ligero ha ganado sus primeras seis apariciones en el octágono llevando su récord invicto en MMA de 13-0. Gillespie agregó además cinco victorias consecutivas, incluyendo la más reciente victoria por nocaut técnico sobre el veterano hawaiano, Yancy Medeiros, a principios de mes en la UFC por ESPN+ 1 en Brooklyn, Nueva York.

Con una atiborrada división de peso ligero de la UFC llena de talentos, tiene sentido el que la promotora programe una pelea entre Lee y “The Gift.” Gillespie no es un peleador que nombre a oponentes potenciales así que lo más probable es que “Motown Phenom” continúe buscando el enfrentamiento.