TYSON FURY aparenta haber insinuado que llegó a “su fin” en cuanto a su carrera boxística el miércoles.

Sin embargo, una fuente cercana al controversial ex campeón de peso pesado del mundo indicó que no creen que se haya retirado.

Fury declaró que ha estado en una “travesía épica” y sugirió que había terminado como peleador. El peleador de 28 años ya se había retirado anteriormente, solo para cambiar su decisión.

Esta vez la fuente allegada a Fury mencionó a Press Association Sport que el peleador nacido en Manchester está “bien” y no se espera que se vaya del boxeo.

Fury escribió en Instagram: “he sido muy bendecido en mi vida y en mi carrera alcanzando lo máximo en el boxeo, fue una travesía épica todo el camino. Gracias a todos mis fans que me apoyaron y creyeron en mí a lo largo del camino.

“Espero lo hayan disfrutado tanto como yo. FIN.”

Fury no pelea desde su impresionante victoria sobre Wladimir Klitschko en Dusseldorf en noviembre de 2015, debido a una combinación de problemas con drogas y de inquietudes por su salud mental.

Abandonó los títulos de la AMB y la OMB que tenía hasta octubre después de admitir su uso de cocaína para lidiar con la depresión, después de lo cual la Junta de Control Británica del Boxeo (BBBofC) suspendió su licencia de boxeo.

Fury ha sido culpado de usar sustancias prohibidas por la Agencia Antidopaje del Reino Unido (UKAD). En mayo, su audiencia ante el Panel Nacional Antidopaje fue pospuesta, retrasando un posible regreso.

El panel debía emitir una sentencia basado en los alegatos de que Fury y su primo y compañero de peso completo Hughie Fury dieron positivos por nandrolona en 2015.

Ambos hombres han negado enfáticamente el haber hecho algo malo y no fueron acusados de alguna ofensa antidopaje hasta el 24 de junio de 2016, el mismo día en que Tyson Fury pospuso una revancha ante Klitschko debido a un esquince de tobillo.

También anunció en octubre pasado que había dejado el deporte y describió al boxeo como “la cosa más triste en la que había participado”.

Pero horas después indicó que fue una broma, escribiendo en Twitter: “Piensan que se han deshecho del Rey Gitano así de fácil. Estoy aquí para quedarme.”

Fury se enfrascó en una guerra de palabras con Anthony Joshua antes y después de la victoria de Joshua por el título mundial sobre Klitschko en el Estadio de Wembley en abril.

Él prometió que vencería a Joshua con “un brazo atado a la espalda” e insistió que aún es el hombre principal en el boxeo de peso completo.

Fury incluso llegó a declarar que el promotor de Joshua, Eddie Hearn, ya había reservado el Estadio de Wembley para abril de 2018 para la pelea.