La nueva temporada de la Super League arranca hoy y aunque aún hay mucha incertidumbre alrededor de la liga, como el cuántos equipos participarán la próxima temporada, aún promete ser una muy emocionante temporada.

Aquí hay una breve reseña de algunos de los principales equipos que tomarán parte en ella.

St Helens

Muchas veces el año pasado St Helens estuvo cerca pero nunca pudo realmente lograr mostrar sus verdaderas habilidades. Al final fue un punto dorado de parte del Castleford lo que terminó su campaña en las semifinales. Sin embargo, van a presentar una escuadra de calidad para esta competencia y realmente deberán desempeñarse mejor este año.

Cuentan con una serie de nombres impresionantes como Alex Walmsley y su compañero de equipo de Inglaterra, Jonny Lomax, contando también con Theo Fages, Matty Smith y Danny Richardson preparados ya para trabajar duro para cambiar la suerte del equipo.

Quizá el prospecto más emocionante es Danny Richardson. Se esperaba que impresionara el año pasado pero nunca realmente agarró vuelo y solo tuvo 11 apariciones en la Super League. Sin embargo, este año, los puestos 6 y 7 están disponibles y Richardson cuenta con la capacidad ya que tiene más experiencia que sus compañeros de equipo Matty Smith y Theo Fages así que podría verse iniciando con mayor frecuencia.

El equipo también cuenta con Ben Barba, algunos afirman que él es el jugador más talentoso de la liga cuando está en su mejor nivel y cuando está en plena forma es completamente capaz de dar serios problemas a cualquier oponente.

Por otro lado, algunos estarán preocupados de que el equipo tenga demasiado talento de donde escoger. Por ejemplo, con Barba como primera elección para full-back, necesitarán encontrar un espacio para Jonny Lomax. Esto puede significar que Lomax tendrá que adaptarse a diferentes posiciones.

Sin embargo, si el entrenador Justin Holbrook puede superar estos problemas de ubicación, entonces deberán tener una fantástica temporada por empezar.

Castleford Tigers

Los Castleford Tigers estuvieron impresionantes la temporada pasada pero al final solo pudieron alcanzar el segundo lugar después de perder ante el Leeds en su primera Gran Final.

Esta temporada el equipo no contará con Zak Hardaker, quien recibió una suspensión por drogas la temporada pasada, pero han reclutado a varios buenos jugadores y si logran continuar con la misma pasión que la temporada pasada bien podrían alcanzar la final de nuevo.

Ben Roberts portará el jersey Nro. 1, puede trabajar excelente en el ataque pero aún falta ver si se desempeña de manera consistente como Hardaker.

Sin embargo, el equipo puede esperar que Greg Eden y Michael Shenton sean anotadores confiables y que Luke Gale busque repetir su desempeño de Hombre de Acero del año pasado. La pregunta es si su compañero Jamie Ellis y el recién llegado Jake Trueman podrán mantenerse al nivel.

El capitán, Michael Shenton, mencionó que será más duro este año para el equipo pero que aún así están muy motivados después de perder ante el Leeds.

Warrington Wolves

Los Warrington Wolves llegan a esta temporada con nuevo entrenador de la NRL y han realizado una serie de firmas notables. Eran fuertes favoritos el año pasado antes de una terrible campaña que los vio caer en los partidos de clasificación. Esta temporada buscarán dejar eso atrás y de seguro darán la pelea.

La firma de mayor renombre es probablemente la de Tyrone Roberts. Él se ha unido con un contrato por tres años proveniente de los Gold Coast Titans y cuenta con el potencial de ayudar mucho al equipo. También le estarán dando la bienvenida a Ben Murdoch-Masila del Salford, un excelente anotador de tries y miembro de la escuadra de Tonga de la Copa del Mundo. Otras adiciones incluyen a Bryson Goodwin, un internacional de Nueva Zelanda y al internacional de Tonga, Sitaleki Akauola.

Mucho dependerá del nuevo entrenador, Steve Price, quien tuvo éxito en la NRL con los Sharks y entrenó al equipo nacional de Samoa. Han traído a Andrew Henderson, el ex entrenador en jefe de los London Broncos, como su asistente y su estrategia de reclutamiento muestra que viene en serio.

También es probable que se preste mucha atención a Kevin Brown. Muchos estuvieron sorprendidos cuando se le incluyó en la escuadra de Inglaterra para la Copa del Mundo pero estuvo impresionante a lo largo del torneo. Aunque Brown pudiera estar llegando al final de su carrera, después de la Copa del Mundo estuvo claro que aún puede jugar.

Hull FC

El Hull FC ya ganó dos Challenge Cup en fila pero aún les falta ganar el título de la Super League. No obstante, algunos dicen que este puede ser el año del Hull y el entrenador Lee Radford de seguro le dará su mejor esfuerzo.

El año pasado, Albert Kelly fue un jugador clave para el club, fue su máximo anotador con 19 tries y dio 14 asistencias. Jugó bien en la media con Marc Sneyd y si mantiene su nivel es probable que demuestre de nuevo ser un miembro vital de la escuadra.

Este año también le estarán dando la bienvenida de vuelta a Mickey Paea, el internacional de Tonga quien los dejó para unirse a la NRL pero que ha regresado después de solo dos años. Solo logró jugar cinco veces el año pasado debido a lesiones pero cuando estuvo en forma fue un poderoso corredor de primera línea y junto con Scott Taylor y Liam Watts podrían probar ser devastadores.

La temporada pasada, el jugador de 21 años, Masi Matongo, logró llegar al primer equipo teniendo nueve apariciones y buscará hacerlo de nuevo. Él es un jugador veloz y talentoso y los aficionados esperan ver mucho de él durante la temporada.

Wakefield Trinity

El año pasado, Wakefield Trinity les dio a sus aficionados muchas emociones y casi lograron tener un puesto en las semifinales. Esta temporada, los aficionados tienen toda razón para estar emocionados.

El equipo cuenta con tres de los backs más rápidos de la Super League en Ben Jones-Bishop, Mason Caton-Brown y Tom Johnstone. Johnstone sufrió una lesión de rodilla en abril pasado pero antes de eso impresionó con sus capacidades para concluir la jugada. Ganó el premio al Jugador Joven del Año 2016 de la Super League y luego anotó siete tries en solo 12 apariciones al inicio del año pasado. Asumiendo que cuente con el mismo ritmo después de su cirugía de rodilla, es probable que demuestre ser un jugador crucial para los esfuerzos del equipo.

Otro joven jugador que vale la pena seguir es Max Jowitt quien ganó el premio Albert Goldthorpe para el Novato del Año en 2016. Bajó el ritmo un poco la temporada pasada teniendo solo algunas apariciones pero impresionó en el Boxing Day contra el Leeds y podría aún convertirse en un miembro clave del equipo.

El equipo también le ha dado la bienvenida a Pauli Pauli proveniente de la NRL donde jugó para los Newcastle Knights hasta que una fractura de pierna terminó su campaña 2017. Ahora está en forma de nuevo y probablemente sea una adición extremadamente valiosa para la primera línea del equipo.

Leeds Rhinos

Desde que ganaron el título el año pasado, los Leeds Rhinos ha perdido a dos jugadores clave. Danny McGuire pasó al Hull KR mientras que Rob Burrow se ha retirado. El que esto los lleve a repetir el 2016, cuando el club colapsó después de perder a una serie de jugadores clave, aún permanece como incógnita.

El jugador más importante es probablemente Matt Parcell quien hizo una gran diferencia para el equipo la temporada pasada. Él causó una impresión tan pronto se unió al equipo proveniente de Manly Sea Eagles y estuvo al frente de la tabla de anotadores del club con 17 y creó 16 asistencias para try. También fue el único jugador que acumuló más de 1000 tacleadas. Asumiendo que nada haya cambiado durante el invierno, Parcell de seguro será nuevamente la figura central del equipo.

Alguien que vale la pena seguir es Jack Walker. Después de batallar un tiempo, le ganó el puesto de número 1 a Ashton Golding e inició para el equipo en la Gran Final. En ese partido estuvo excelente, mostrando todo el potencial que realmente tiene.

Asumiendo que el equipo evite los mismos errores que en 2016, esta promete ser una temporada emocionante para los aficionados.

Wigan Warriors

Durante la pausa no hubo mucha actividad de parte de los Wigan Warriors pero esto se puede deber a que ya cuentan con varios jugadores de calidad.

El equipo cuenta con George Williams así como con los hermanos Tomkins, Liam Farrell, John Bateman y Sean O’Loughlin. Combinados con varios jugadores en desarrollo como Tom Davies, Liam Marshall y Jake Shorrocks, ellos cuentan con una escuadra impresionante.

George Williams es sin duda su jugador estrella y de seguro hubieran sufrido la temporada pasada de no tenerlo. Él fue el que generó más asistencias en la Super League, con veintinueve, y anotó once tries. Williams no impresionó tanto en la Copa del Mundo pero esto podría significar que ha regresado más determinado que nunca.

Los aficionados también seguirán de cerca a Sam Tomkins. Aún está por mostrar el talento que justifique los £700,000 pagados por los New Zealand Warriors por él en 2013 y tampoco fue seleccionado para la Copa del Mundo. Sin embargo, si regresa a su mejor nivel, entonces probará ser otra herramienta valiosa para el equipo.