Los Cuervos de Baltimore otorgaron a Brandon Williams un contrato por cinco años y $52.5 millones en marzo. Ahora el tacle defensivo quiere ganárselo.

Williams es uno de los menores defensivos interiores contra la carrera en la NFL. Sus habilidades en contra de la carrera es lo que le hizo ganar ese enorme incremento del sueldo. Lo que le falta es poder capturar atrás al mariscal de campo, con solo 4.5 derribos de quarterback en cuatro temporadas. El liniero de 28 años de edad quiere ser mejor tumbando pasadores en 2017.

My day one!!! @alyssawylene

Публикация от Brandon Williams (@brandonw_66)

“Necesito aumentar mis sacks”, mencionó Williams el mes pasado, vía Jamison Hensley de ESPN. “Necesito presionar más al pasador. Estoy emocionado. Acabo de tener una reunión con nuestro coach de línea defensiva, el Coach [Joe] Cullen ayer, acerca de mí, tratando de perfeccionarme. Puedo parar la corrida. Aún tengo que trabajar en ello, obviamente, pero intento más trabajar en la presión al pasador, tratando de salir y dar lo mejor que pueda.”

Williams nunca ha logrado tener más de dos capturas de mariscal de campo en una temporada desde que fue seleccionado en el Draft en la tercera ronda en 2013. La barrera de 340 libras tomó su puesto como titular a tiempo completo en 2014 y se convirtió en un defensivo creador contra la carrera. Aunque nunca lo confundirán con Aaron Donald o Geno Atkins, cuando los Cuervos le dieron a Williams un nuevo contrato, vino con la expectativa de que continuaría mejorando su presión al pasador.

“La gente dice, ‘Oh, te dieron un contrato y ahora puedes relajarte un poco.’ No hay momento para relajarse”, mencionó Williams. “En realidad es como, recibes el contrato y ahora gana tu sustento. Así que ahora uno tiene que meterle el acelerador un poco más y dar todo lo que uno tiene para demostrarle a la gente, ‘Oye, yo me lo gané’.”