El pasado domingo en Minnesota, el conjunto de Philadelphia se llevó el trofeo Vince Lombardi por primera vez en su historia y sorpresivamente dejaron tendido a New England, amplio favorito para llevarse el campeonato, lo que también fue una sorpresa fue el rating de audiencia que alcanzó el duelo, muy por debajo de lo esperado.

Pese a ser considerado el evento deportivo más atractivo, el rating en TV fue el más bajo de los últimos 8 años, en total se promediaron 103.4 millones de espectadores, que no se compara con el año pasado, cuando se alcanzaron 111.3 millones, cifras que, representadas en rating, le dieron al triunfo de Foles y compañía solo 47.4 puntos, 1.4 puntos debajo del triunfo de New England del año anterior.

Como muestra hay un par de ejemplos, fue tal el desprecio de los aficionados por mirar el partido, que incluso la casa de Rob Gronkowski fue robada cuando el jugador se encontraba disputando el duelo, además de que el sitio Pornhub de entretenimiento para adultos, registró una baja de usuarios del 28% a nivel USA, mientras que el año pasado bajó casi 36%.

Para el SB LIII ya se abrieron las líneas de apuesta, mismas que ponen nuevamente a Tom Brady y a New England como favoritos con un momio de (+450), ¿Podrá un virtual regreso de los Pats darle vida en cuestión de audiencia a este evento?