Solo faltan unos días para el Campeonato de la Conferencia de la NFL. Las rondas anteriores han producido resultados verdaderamente sorprendentes y este fin de semana parece que va a estar lleno de acción emocionante. Presentamos a continuación un avance de los dos partidos finales.

Patriotas de Nueva Inglaterra contra Jaguares de Jacksonville

Este fin de semana, los Patriotas de Nueva Inglaterra y los Jaguares de Jacksonville se enfrentarán en el Juego de Campeonato AFC 2018 y lucharán por un lugar en el Super Bowl luego de avanzar exitosamente a través de la ronda divisional del fin de semana pasado.

Muchos esperan un juego verdaderamente emocionante. Nueva Inglaterra ha demostrado superioridad en varias ocasiones y su experimentado equipo se enfrenta al club de Jacksonville quienes no habían alcanzado llegar a la postemporada en diez años, pero ha logrado victorias sucesivas en las eliminatorias 2018.

Los Patriotas son fuertes favoritos para la victoria con probabilidades de 2/ 9 en comparación a los Jaguares con 10/3. Este será el séptimo Juego de Campeonato AFC consecutivo, y una victoria los haría llegar al Super Bowl por tercera vez en cuatro años. Con el excelente récord que tienen los Patriotas contra los Jaguares, y su impresionante desempeño contra los Titanes de Tennessee el fin de semana pasado, sus probabilidades no son una sorpresa.

Sin embargo, Jacksonville ha logrado una serie de victorias sorpresivas esta temporada y parecían tener mucha confianza cuando vencieron a los Acereros de Pittsburgh. Sin embargo, llegaron a ese juego habiendo derrotado ya a los Acereros en el Campo Heinz en octubre pasado. Por otro lado, no han tenido tanto éxito contra los Patriotas, habiendo ganado solamente uno de once juegos contra ellos desde que entraron a la liga como franquicia de expansión en 1995.

Su única victoria sobre los Patriotas fue en tarjeta de invitación AFC en 1999, antes de la llegada de Bill Belichick y Tom Brady. Desde que el par se hizo cargo en 2001, los Jaguares han perdido los siete partidos contra los Patriotas, incluyendo dos enfrentamientos postemporada y una humillante derrota 51 a 17 en su último partido en 2015.

Todos los ojos estarán más seguramente sobre Tom Brady, el mariscal de campo de los Patriotas. En sus últimos dos encuentros de campeonato en casa, ha acumulado 610 yardas de pases y seis touchdowns mientras que solo ha lanzado una interceptación.

Sin embargo, no ha sido perfecto en casa con un lugar disponible en el Super Bowl desde 2011. Ha sido interceptado en cuatro ocasiones en Juegos del Campeonato AFC consecutivos contra los Cuervos en 2011 y 2012. Por otro lado, ha jugado con los Jaguares cinco veces en su carrera y ha logrado un promedio de 273,8 yardas de pase y ha lanzado para 11 touchdowns con dos intercepciones. Si sigue esta tendencia reciente y repite sus actuaciones pasadas contra los Jaguares, entonces los Patriotas podrían alcanzar su tercer Super Bowl en cuatro años con relativa facilidad.

La defensa de los Jaguares tendrá que incluir a Brady y para hacer esto necesitan silenciar el juego por tierra del equipo local. Mantuvieron a los Acereros en 83 yardas por tierra en la ronda divisional del fin de semana pasado y limitaron a los Búfalo Bills a 130 yardas en la ronda de tarjeta de invitación, así es que definitivamente es algo que pueden lograr.

También deberán mantener una estrecha vigilancia sobre Rob Gronkowski. El ala cerrada de 6’6″ (1.98m) tiene un promedio de 76 yardas de recepción por juego en la postemporada, con tres actuaciones de 100 yardas. El trío de los Jaguares, Smith, Jack y Paul Posluszny buscarán contener a Gronkowski y forzar a Brady a apuntar hacia sus otras opciones quienes estarán cubiertos por los esquineros Jalen Ramsey, A.J. Bouye y el resto de la defensa.

Los Jaguares sin duda encontrarán dificultades para superar al decidido y bien entrado equipo de Nueva Inglaterra y, si no logran contener a los jugadores clave, podría volverse ciertamente en un juego unilateral.

El equipo de los Patriotas cuenta con 41 jugadores que juntos han participado en un total de 317 juegos de eliminatorias antes de esta postemporada. Un total de 30 jugadores más y 275 juegos más que los Jaguares pueden declarar. Sin embargo, falta que los Jaguares permitan que su falta de experiencia en eliminatorias los detenga y se encuentran merecidamente dentro de los cuatro equipos finales compitiendo por el título de Super Bowl LII. Sin duda darán todo lo que tienen en este juego y es posible que sea un jugo mucho más reñido de lo esperado.

Las Águilas de Filadelfia contra los Vikingos de Minnesota

Ambos equipos ganaron increíbles batallas en las rondas divisionales para alcanzar el juego de Campeonato NFL. Ambos equipos esperan ganar su primer trofeo Lombardi, combinados cuentan con seis apariciones en el Super Bowl, pero ninguno ha logrado terminar el año en la cima. Sin embargo, uno de ellos sin duda jugará en el Super Bowl, así es que este año podría ser el primero.

Aquí, los favoritos para ganar son los Vikingos con probabilidades de 4/6 comparado con las Águilas de 29/20. Sin embargo, es probable que haya algunas batallas en el campo de juego que puedan marcar una diferencia en el resultado del juego.

La batalla podría caer en los receptores abiertos Adam Thielen y Stefon Diggs de los Vikingos contra los esquineros Ronald Darby y Jalen Mills de las Águilas.

En general, las Águilas han tenido un buen año contra el pase y Fooball Outsiders los ha clasificado en séptimo lugar en defensa de pase DVOA (valor ajustado de la defensa sobre el promedio). Sin embargo, enfrentarán a duro desafío el domingo cuando se antepongan a los receptores abiertos Adam Thielen y Stefon Diggs de los Vikingos.

Thielen ha tenido una temporada fantástica, ha atrapado 91 pases logrando 1276 yardas y cuatro touchdowns. En ocho ocasiones ha logrado juegos de 89 yardas de recepción y más en 16 competiciones de la temporada regular.

De igual modo, Diggs llega a este jugo después de lograr una de las mejores jugadas en la historia de las eliminatorias de la NFL al anotar un touchdown de 61 yardas sin tiempo restante para vencer a los Santos de Nueva Orleans 29-24 en la ronda divisional. Además, el antiguo Terrapin de Mariland ha demostrado su talento en la zona de anotación habiendo anotado ocho veces en catorce juegos mientras sufría de una lesión en la ingle durante una parte de la temporada.

Los esquineros de las Águilas Jalen Mills y Ronald Darby tendrán que estar en óptimas condiciones contra el par de los Vikingos ya que ambos tienen el potencial de abrir el partido en una sola jugada. Sin embardo, si pueden contener al par, entonces habrán sido de importante ayuda para alcanzar el Super Bowl.

En otros lugares del campo, los Vikingos tendrán que tener cuidado de los jugadores ofensivos Jay Ajay y LeGarrette Blount de las Águilas. Ambos son corredores de descenso que pueden desgastar a los siete al frente de la oposición. Si las Águilas tienen la delantera, entonces podrían demostrar ser armas grandes ayudando a controlar el tiempo de posesión y explotar el reloj.

Sin embargo, no tienen un juego de pase particularmente fuerte (juntos han atrapado solo 18 ases para Filadelfia este año). Si Filadelfia se retrasa, entonces no podrán hacer uso máximo de la pareja.

Como resultado, si Filadelfia se retrasa, entonces el jugador a observar podría ser el corredor Corey Clement. Además, es un jugador que vale la pena ver siempre que Filadelfia esta en distancia de anotar o cuando tiene la ventaja.

Aunque solo ha tocado el balón 84 veces este año, ha logrado mucho con sus limitadas oportunidades. Ha acumulado 444 yardas de la línea de golpeo y seis touchdowns. Es un jugador extremadamente versátil capaz de hacer jugadas desde campo atrás.

Aprovechó sus oportunidades el fin de semana pasado contra los Halcones de Atlanta, logrando cinco capturas para 31 yardas además de un acarreo de cinco yardas.

Este año, Clement ha capturado 10 pases, para 123 yardas (en 15 objetivos) y dos touchdowns. Una posible estrategia de las Águilas es correr el balón y mantener rutas de captura de pases en distancias cortas e intermedias para evitar regresos y mantener a Harrison Smith de los Vikingos fuera del panorama. Si adoptan esta línea, entonces Clement podría tener un papel destacado en este partido.

Aunque nada es seguro, parece probable que este será un juego reñido con una baja línea de puntuación. En general, Thielen y Diggs de los Vikingos se consideran más fuertes que Mills y Darby. A ello se suma la motivación de que los Vikingos podrían ser el primer equipo en jugar un Super Bowl en su estadio local y se vuelve más claro por qué son los favoritos de las casas de apuestas para ganar.

Un fin de semana imperdible

Todo parece indicar que será un fin de semana muy emocionante lleno de acción para los fanáticos de la NFL. Aunque ambos partidos tienen un claro favorito para ganar, no hay garantía en los deportes y cualquier partido podría producir algunas sorpresas. El Super Bowl será dentro de solo dos semanas y los cuatro equipos están decididos a ser parte de él.

Puedes encontrar una amplia gama de posibilidades y de mercados de apuestas para estos dos partidos en Winner Sports y también puedes disfrutar de colocar apuestas en vivo durante los juegos. Asegúrate de no perderte la emoción del fin de semana final de las eliminatorias de la NFL.