La ofensiva de los Santos de Nueva Orleans recibió malas noticias después del mini-campamento.

El reportero de NFL Network, Ian Rapoport, reportó que el tackle izquierdo, Terron Armstead, está programado para cirugía el lunes para reparar un labro roto. Según Rapoport, Armstead sufrió una lesión el miércoles y se le hicieron pruebas el jueves que confirmaron el labro roto, según informaron fuentes respecto a la situación.

El cronograma para la rehabilitación de Armstead es de cuatro a seis meses, lo que pone a su potencial retorno entre finales de octubre y diciembre.

La noticia es un duro golpe para la línea ofensiva de los santos que ya ha visto a Max Unger someterse a una cirugía de pie este periodo fuera de temporada.

Armstead, un prometedor tackle ofensivo joven que ha crecido con la posición desde que fue reclutado en la tercera ronda proveniente de la Universidad de Arkansas en Pine Bluff en 2013, firmó una extensión de contrato de cinco años por $65.25 millones en el periodo fuera de temporada del año pasado. El jugador de 25 años se perdió nueve juegos en 2016 debido a una lesión.

La lesión de Armstead podría llevar al seleccionado en primera ronda, Ryan Ramczyk, o al suplente veterano, Khalif Barnes, al cuadro inicial para comenzar la temporada 2017. Nueva Orleans también podría decidir cambiar al guardia izquierdo, Andrus Peat, a tackle.