La edición 2019 del Orange Bowl trae uno de los partidos de playoffs en la NCAA. Alabama Crimson Tide enfrentará a Oklahoma Sooners el sábado 29 de diciembre, en el hogar de los Miami Dolphins, por un lugar en la gran final del futbol colegial.

Alabama terminó invicto el 2018 con marca de 13-0, en la Conferencia Sureste de la NCAA, al doblegar a todos y cada uno de sus rivales en la presente temporada. El mariscal Tua Tagovailoa comandará a Crimson Tide para alcanzar una final más, debido a su velocidad y movimiento con el balón, mismo que le dio el campeonato. Tampoco olvidemos que el juego terrestre siempre ha sido un buen punto para esta organización, que al final ha dado buenos resultados. Nick Saban, quien llegó a su campaña número 12 en el futbol colegial, es el entrenador con más títulos en la historia de Alabama, con seis anillos. La experiencia, liderazgo y motivación que les da a sus pupilos son armas únicas para tenerlos en la élite de la NCAA.

Por su parte, Oklahoma finalizó en lo más alto en la Conferencia de los 12 grandes por segunda temporada consecutiva, aunque no tuvo récord perfecto al concluir 12-1. Cabe señalar que tiene en sus filas al ganador del trofeo Heismann, el mariscal Kyler Murray, jugador de tercer año que buscará acceder al combinado de la NFL y dar un salto hacia el profesionalismo.

Los Sooners cayeron a principios del 2018, en el Rose Bowl, ante Georgia Bulldogs, por lo que la universidad comandada por el entrenador en jefe Lincoln Riley, evitará que sean eliminados de la final por segunda ocasión.

Un encuentro con altas expectativas, donde cualquiera puede ganar el Orange Bowl y avanzar al tazón de campeonato. Alabama y Oklahoma realizarán un partido a morir y posiblemente los pateadores sean los encargados de dar la victoria.

El ganador de esa semifinal enfrentará al vencedor de Notre Dame Fighting Irish vs Clemson Tigers, protagonistas del Cotton Bowl, por el título del futbol americano colegial de los Estados Unidos.

¡Métele al futbol americano colegial en Caliente.mx y gana!