Parece que el tiempo queda suspendido entre una temporada y otra, pero cada arranque vuelve a provocar las mismas sensaciones en los fanáticos del emparrillado, a poco menos de una semana para que inicie la temporada del futbol americano profesional, los equipos están tomando ritmo en la pretemporada y los amantes de las tackleadas ya iniciaron el conteo regresivo para el kickoff.

Para algunos equipos, la meta es tener una temporada decente o componer lo hecho el año pasado, para otros, pocos quizá, la meta es conseguir un boleto para el Superbowl en Minnesota y llevarse el trofeo Vince Lombardi.

Los favoritos en las apuestas para ganar la edición LII del super domingo, son los siguientes:

NEW ENGLAND (+400)

Los campeones estarán guiados por Tom Brady nuevamente y buscarán llevar todavía más lejos la importante cosecha de triunfos de esta franquicia, y aunque la baja del receptor estrella Julian Edelman para toda la temporada, sin duda roba el sueño de Belichik y todos los fans de los Pats, la llegada de Brandin Cooks, quien promedió más de 1000 yardas en los últimos 2 años, es una pequeña luz de esperanza.

SEATTLE (+900)

Difícil, es el calificativo perfecto que tendrá la temporada para Russell Wilson en los controles se Seattle, con una línea defensiva prácticamente idéntica a la del año pasado (en el que los rivales no se cansaron de frenarlo), se verá en apuros nuevamente, aunque tendrá como complica a Jimmy Graham, que inició flojo, pero que, de a poco, se engrana junto al resto de la cuadrilla de receptores para entregar más yardas.

DALLAS (+1000)

Jaylon Smith ya jugó de nuevo al futbol americano y si las secuelas de su rodilla no aparecen en toda la temporada, será una pieza clave para Dallas, que no podrá contar con Ezekiel Elliot durante las primeras 6 semanas de la temporada por suspensión. La responsabilidad en los controles, será para 3 elementos, Dak Prescott será el titular, pero estarán Kellen Moore y el novato Cooper Rush para llenar sus zapatos, aunque eso represente un lugar menos en el roster final.

GREEN BAY (+1000)

La llegada de Martellus Bennett, campeón en febrero pasado, ha hecho olvidar un poco la salida de Jared Cook, sin embargo, los de la bahía deberán encontrar nuevas armas para sostener a un Aaron Rodgers que intenta tomar su mejor nivel a lo largo de su carrera.

PITTSBURGH (+1100)

Parece que las mejores épocas del ‘Big-Ben’ ya pasaron, sin embargo aún queda talento suficiente para llevar a su equipo a lo más alto, en el resto de la plantilla hay talento de sobra para hacer frente a la temporada, con la llegada del esquinero Joe Haden, el regreso anunciado de Le’Veon Bell y la presencia de Antonio bRown, los aficionados de Pittsburgh intentarán ver materializado el supuesto de poseer uno de los ataques más letales de la liga.