La presente edición mundialista se ha caracterizado por tener varias sorpresas, donde varios de los considerados favoritos ya se despidieron de la contienda; mientras otros permanecen con vida.

Uno de los caballos negros en el torneo es Bélgica, con un equipo conformado por varios jugadores de la Premier League, quienes durante los últimos años han conformado una selección muy competitiva, pero a la que le falta dar el último estirón para ser un contendiente real al título. Los belgas enfrentarán a Brasil este viernes en la Arena Kazán, en busca de un boleto a las semifinales.

Otro que entraría en el rubro de caballo negro es la selección de Croacia, gracias a jugadores de clase mundial como Ivan Rakitić, Luka Modrić y Mario Mandžukić, entre otros. Por lo que se ha caracterizado en ser un conjunto sumamente peligroso y en instancias decisivas puede dar un golpe de autoridad que lo caracterice como un equipo competitivo. Los croatas tendrán un duro reto ante Rusia, por un boleto para la semifinal, el sábado 7 de julio en el Estadio Fisht, en Sochi.