Triste ha sido la época reciente para el delantero de la selección peruana, Paolo Guerrero, pues luego de perderse el repechaje en el que los andinos consiguieron su pase a Rusia 2018, ahora la comisión disciplinaria de la FIFA le ha impuesto una nueva sanción, misma que le costaría un año de suspensión y no podría participar en el torneo.

El ariete y capitán de los andinos no juega desde el partido ante Paraguay en el que marcó un gol vital para el sueño de su selección, pues justo después de disputarse dicha fecha FIFA, se dio a conocer que al finalizar el duelo del 5 de octubre, cuando su país empató ante Argentina en Buenos Aires a cero, Guerrero fue elegido para el control antidoping y dio positivo por metabolito de la cocaína benzoilecgonina, sustancia prohibida por FIFA.

El artículo 6 del reglamento antidopaje de la FIFA, estipula que dicha sustancia no es permitida para su consumo, respaldando en el artículo 63 del código disciplinario del organismo rector del futbol mundial, por lo que, Guerrero tendía pie y medio fuera del Mundial, ya que su periodo de castigo inició el 3 de noviembre, cuando se le impuso una sanción provisional.

Su castigo le impide practicar cualquier tipo de acción relacionada al futbol, desde partidos internacionales hasta amistosos y cualquier juego oficial, de tal manera que no formaría parte de la lista final de Gareca para junio próximo.

Hay un último recurso, pero FIFA seguramente lo descartará, que es la defensa del abogado, quien alega que las muestras positivas encontradas en el jugador son resultado de un té de hoja de coca y no específicamente por haber consumido cocaína.

Recuerda que en Caliente.mx puedes apostar a que Perú superará la fase de grupos en Rusia 2018, su momio es de (+200).