Con el boleto a Rusia 2018 en la bolsa, la selección mexicana de futbol ya comienza a pensar en todo lo que será la preparación previa, y aunque tendrá que enfrentar primero a Trinidad y Tobago  y posteriormente a Honduras como parte del hexagonal final de la CONCACAF, ya se tienen confirmados dos rivales.

El primero de ellos será Bélgica el 10 de noviembre, selección que incluso estuvo el año pasado en el primer lugar de la clasificación de la FIFA y que posee figuras en los equipos más importantes de Europa, mientras que el segundo rival será Polonia, cuadro que con Lewandowski como referente, estará enfrentando a los aztecas.