Roger Federer ha firmado un contrato por tres años para jugar el Swiss Indoors en Basilea, lo que significa que el tenista de 35 años no colgará la raqueta por al menos tres años más.

El 18 veces campeón de Grand Slam había insinuado que su carrera podría estar cerca de su fin al dirigirse a sus aficionados después de su triunfo en el Abierto de Australia de enero.

“Espero verlos el próximo año”, mencionó Federer después de vencer a Nadal para reclamar su último título de un Major. “Si no, fueron momentos maravillosos y no podría estar más feliz por haber ganado esta noche.”

Pero los fanáticos de la estrella suiza pueden estar tranquilos con la noticia de este lunes en la que Federer aparecerá en al menos un torneo por los próximos tres años.

“No puedo esperar a regresar a mi país natal en otoño”, dijo Federer en un comunicado de la federación suiza de tenis. “El jugar en Basilea siempre es un momento importante del año.”

La estrella suiza tuvo un largo descanso el año pasado para tratar asuntos de acondicionamiento físico, los cuales, menciona él mismo, pudieron ayudar a extender su carrera en al menos “un par de años más”.