La Comisión Atlética de Nevada confirmó la suspensión de seis meses de Saúl “Canelo” Álvarez tras una audiencia realizada este miércoles.

El pugilista mexicano fue suspendido por dos casos positivos de niveles bajos de clembuterol el 17 y 20 de febrero pasado, por lo que, la pelea programada ante Gennady Golovkin para el 5 de Mayo en Las Vegas fue cancelada y todavía no se tiene definido si se realizará en el presente año o en 2019.

La comisión votó a favor de dicha suspensión, ya que, de acuerdo con el reglamento, el desconocimiento de la ingesta de carne contaminada no lo exime de la sanción. Además, el mexicano cooperó con la investigación e informó su dieta en el periodo de tiempo previo a los análisis de orina.

Pero no todo está perdido, la sanción de Canelo comienza desde el 17 de febrero y regresaría a los cuadriláteros a mediados de septiembre, justo a tiempo para medirse ante GGG en Las Vegas durante las fiestas patrias.