Javier Hernández le dio un susto al Leverkusen y a los fanáticos mexicanos con una posible lesión

thumbnail

El gran enfrentamiento en el partido entre Javier “Chicharito” Hernández y su antiguo compañero de equipo en la juventud, Marco Fabián, resultó en una especie de lesión, en vista de que Fabián se quedó en el banquillo durante todo el partido entre el Bayer Leverkusen y el Eintracht Frankfurt.

Pero de todas maneras, Hernández tuvo que dar muchísimo en el juego, ya que Bayer Leverkusen está luchando por obtener un lugar en la Liga de Campeones.

Cuando Hernández se lesionó en el juego, quizás fue una ilusión pensar o se tenía la esperanza de que su lesión no fuera grave. El marcador estaba 0-0 en ese momento, por lo que tenía cierto sentido que el entrenador del Leverkusen, Roger Schmidt, dejara a su estrella anotadora en el campo, corriendo el riesgo de empeorar la lesión.

Hernandez cojeaba por todo el campo; Frankfurt amenazaba con anotar principalmente con la ventaja de tener un hombre más. Finalmente, Schmidt sacó a su delantero estrella y lo remplazó con Kevin Kampl.

Kampl fue el héroe de Leverkusen, anotando poco tiempo después de entrar al campo.

Después de finalizar el juego y terminar victorioso el Leverkusen, comenzó la angustiosa espera para conocer el alcance de la lesión de Hernández. Los partidarios del Leverkusen se unieron a los aficionados mexicanos de todo el mundo durante esta angustiosa espera, ya que los partidarios de El Tri desean ver a Hernández en los torneos de primer nivel como la Copa América en este verano.

La buena noticia sobre la lesión de Hernández fue un alivio para todos. Bayer Leverkusen dio a conocer a través de los medios sociales que el delantero estaba de vuelta en los entrenamientos.