Max Verstappen encuentra difícil de creer su victoria en el GP de España de F1

thumbnail

Max Verstappen dice que no puede creer haber ganado en su debut con Red Bull Racing en el Gran Premio español de Fórmula 1.

El adolescente holandés aprovechó una estrategia de dos paradas para liderar la carrera, manteniendo a raya a Kimi Raikkonen de Ferrari durante el tramo final, mientras que Sebastian Vettel y Daniel Ricciardo, con tres paradas, llegaron unos segundos después.

“Es increíble, no podía creer que estuviera ganando”, dijo Verstappen, de 18 años, que ahora es el ganador más joven de la F1.

“En las últimas vueltas tuve algunos calambres, estaba muy emocionado, no lo podía creer.

“Estaba mirando la pizarra, vi mi nombre con 10 vueltas para el final, y luego comencé a ver el tablero.

“Estaba pensando ‘no lo mires, concéntrate en los neumáticos y gana la carrera’.

La clave para la victoria de Verstappen fue resistir una fuerte presión de Raikkonen durante las últimas vueltas, sobre todo una vez que el campeón del mundo de 2007 se colocara al alcance del DRS (alerón trasero móvil) del Red Bull.

“Esta carrera parecía una carrera de resistencia, especialmente durante las últimas 10 vueltas”, añadió Verstappen.

“Durante el tramo final sentí una gran presión de Kimi desde atrás, pero en este circuito es difícil adelantarse.

“Sabía que los Ferrari eran un poco más rápidos, los dejé recuperarse, de modo que se trataba simplemente de mantener la brecha.

“Eso funcionó bien hasta ocho vueltas del final, cuando comenzaron a acercarse algunos autos y el asunto era cómo administrar el último sector, lograr una buena salida de la última chicana.

“Sabía que iba a ser muy duro, pero debes preparar tu mente para tratar de controlar los neumáticos.

“En las últimas vueltas se conduce sobre hielo, administrando todos los aspectos. Así es como muchas carreras se ganan en Barcelona”.