Greg Garza del Club de Tijuana se ríe, pero no está feliz.

thumbnail

Cuando la Apertura de la Liga MX 2016 se ponga en marcha este fin de semana Garza no será el único ciudadano mejicano nacido en Estados Unidos que será incluido como extranjero de acuerdo con nueva regla de 10/8 de la liga, lo que limita el número de jugadores extranjeros permitidos en cada escuadra de 10 jugadores.

Omar González del Pachuca, Jorge Villafana del Santos Laguna y el dúo del Querétaro Jonathan Bornstein y Luis Gil se encuentran en la misma situación, a pesar de que la constitución mexicana indique que todos tienen derecho a ser ciudadanos mejicanos de nacimiento por tener al menos un padre mejicano.

La regla 10/8 fue diseñada principalmente para reducir la rápida naturalización de jugadores nacidos en el extranjero mediante la garantía de que al menos ocho jugadores nacidos en Méjico figuren en cada escuadra de jornada de juego de 18 jugadores. Los mejicanos naturalizados cuentan como extranjeros.

También había una cláusula relacionada específicamente con la doble nacionalidad mexicana-estadounidense: “Los jugadores con la doble nacionalidad mejicana-estadounidense pueden considerarse como parte de los ocho jugadores (mejicanos) si en el momento de su primer registro no habían cumplido 19 años”.

“Es algo extraño ya que he estado aquí en Méjico durante todos estos años y de pronto ahora soy un extranjero”, dijo Garza.

Y ahora con la Liga de Méjico cada vez más reacia a registrar a mexicanos-estadounidenses asentados en Estados Unidos debido a los temores de repercusiones potencialmente procedentes a violentar el artículo 19 de la FIFA que restringe el movimiento internacional de jóvenes, parece que hay un lapso de tiempo de un año entre las edades de 18 y 19 para llevar a los jugadores a Méjico y registrarlos como mejicanos.

Es notable que tal vez el único jugador que irá hacia el sur en lo que va de verano haya sido Alex Zendejas de 18 años de edad, quien fue fichado de Dallas a Chivas el mes pasado. Si tenía que salir de México durante el próximo par de años, podría volver a la Primera División de Méjico más adelante en su carrera y registrarse como mejicano.

Gómez cree que la Liga de Fútbol de Méjico podría convertirse en la “Premier League de América Latina”, con la apertura de los puntos del extranjero, sin embargo ha dejado el tema de los jugadores mejicano-estadounidenses en una especie de confusión.