Javier Hernández y Charles Aranguiz dejan de lado la rivalidad por el Bayer Leverkusen

thumbnail

El delantero del Bayer Leverkusen, Javier “Chicharito” Hernández dijo que no hay resentimientos entre él y su compañero, Charles Aranguiz, a pesar del hecho de que Aranguiz y Chile le propinaron al México de Hernández una paliza de 7 a 0 en los cuartos de final de la Copa América Centenario a principios de este verano.

La goleada para El Tri también puso en espera el sueño de Hernandez de convertirse en el máximo goleador de todos los tiempos de su país, por el momento. El originario de Guadalajara está a un gol de empatar el récord histórico de 46 goles para México de Jared Borgetti.

La Roja, por su parte, continuó su senda de la victoria en el torneo, finalmente derrotando a la Argentina, 4 a 2 por penales en la final, para ganar el trofeo por segundo año consecutivo.

Los dos pusieron a un lado la rivalidad entre sus países de origen la temporada pasada, ya que ayudaron al Leverkusen a clasificarse para la Liga de Campeones por cuarta campaña consecutiva.

Hernández, de 28 años, impresionó tras su traspaso del Manchester United el pasado verano, anotando 26 goles en 38 partidos en todas las competiciones con el equipo de la Bundesliga.

Aranguiz pasó la mayor parte de la temporada de baja por una lesión en el tendón de Aquiles, pero contribuyó con dos goles y dos asistencias.

Hernández le dijo a los aficionados del Leverkusen que el club ha establecido la meta de ganar un trofeo.

“Si marco 100 goles estará bien, si anoto 10 goles también, siempre y cuando el equipo consiga lo que queremos”, dijo Hernández. “Lo más importante aquí es intentar ganar cada partido de la Bundesliga, cada partido de la Liga de Campeones y cada juego de la Copa de Alemania”.