Neymar hizo la diferencia para el Barcelona esta vez

thumbnail

Ya siendo una estrella, Neymar pasó a ser una supernova.

Mostrando su talento creativo, velocidad y audacia únicos, el Camp Nou fue testigo del despertar de un verdadero líder del equipo el miércoles.

“El mejor encuentro de mi carrera”, mencionó Neymar, quien anotó dos goles y preparó dos más para que el Barcelona venciera al Paris Saint-Germain 6-1 en el partido de vuelta para convertirse en el primer equipo en remontar una derrota de 4 a 0 en la Champions League.

“Si creemos en nosotros, si jugamos a nuestra manera, es difícil parar al Barça”, mencionó el atacante brasileño de 25 años. “Esto solo ocurre una vez en la vida.”

Neymar estableció el ritmo, simplemente dispuesto a llevar al Barcelona a la victoria cuando se veía inevitable la eliminación. Necesitando tres goles para llegar a cuartos de final y con el reloj llegando ya al minuto 88, Neymar encendió un increíble último impulso anotando mediante un tiro libre y un penal. Luego marcó un pase que Sergi Roberto tocó a la portería para el dramático gol de la victoria en el quinto y último minuto de compensación.

Fue una de las secuencias más asombrosas jamás vistas en el Camp Nou, o en cualquier terreno.

“Nadie creía que pudiéramos anotar seis goles, y ahí están”, mencionó Neymar. “Esta victoria es como ganar una final.”

Desde su transferencia del club Santos de Brasil en 2013, Neymar ha ayudado al Barcelona a ganar la Champions League, un par de títulos de la liga española y de la Copa del Rey y la Copa Mundial de Clubes. Pero esos logros llegaron con Neymar participando como jugador de apoyo para el único Lionel Messi.

Eso subraya un detalle clave del partido del miércoles que es fácil no ver en medio de las celebraciones: el Barcelona logró esta hazaña sin que Messi fuera el mejor jugador en el campo.

Justo desde la patada inicial, Neymar acosó a la defensa del PSG con sus pies de relámpago por la banda izquierda. Su llegada hasta el área resultó en el tercer gol del Barcelona, convertido por Messi desde el mancho penal en el minuto 50 después de que Thomas Meunier se tropezara y lanzara su hombro contra Neymar al verlo pasar.

El delantero del PSG, Edinson Cavani apareció para aplacar la pelea con su gol unos pocos minutos después. Pero en lugar de Messi, quedó en Neymar el preparar los tres goles que ahora se necesitaban.

Y estuvo a la altura de la tarea.

El tiro libre de Neymar se curveo hacia adentro a primer poste en la portería de Kevin Trapp, para reavivar el intento de regreso. Y cuando todos esperaban que Messi apareciera en el manchón penal después de que Luis Suarez fue derribado por Marquinhos, fue Neymar quien tomó el momento con un segundo gol.

Luego puso un pase crítico, un pase flotado para que Roberto arremetiera desde el área. Era el gol número 6.