El presidente de la federación española es arrestado por investigación por anticorrupción

thumbnail

El director de la federación de futbol de España (RFEF), Ángel María Villar, un vicepresidente de la FIFA, fue arrestado el martes después de una redada en varias oficinas en Madrid como parte de una investigación anticorrupción, mencionó la policía.

Villar, su hijo, nombrado por medios españoles como Gorka y otros miembros de la federación española de futbol fueron detenidos por alegatos de colusión, fraude y malversación, mencionó la policía en una declaración.

La Suprema Corte de España mencionó que uno de sus magistrados de investigación y fiscal anticorrupción guiaba la investigación.

Villar, quien alguna vez fue mediocampista para el Athletic de Bilbao, ha estado al frente de la federación por casi 30 años.

Fue multado con 25,000 francos suizos el año pasado por el Comité de Ética de la FIFA por no cooperar con una investigación sobre la competencia para albergar las Copas del Mundo de 2018 y 2022 que activaron la peor crisis en la historia del organismo rector del mundo del futbol.

Villar es también vicepresidente de la UEFA y buscó la presidencia de dicho organismo el año pasado para reemplazar al francés Michel Platini antes de retirarla, después de que se le pidiera que buscara la reelección de la RFEF.

La FIFA y la UEFA mencionaron en declaraciones por separado que estaban consientes de los reportes de los medios respecto a Villar pero que no tenían más comentarios.

La investigación sobre Villar ya lleva varios meses y proviene de afirmaciones que surgieron del organismo deportivo del estado español a principios de 2016, mencionó la policía.

De acuerdo a la policía española al menos cuatro personas fueron arrestadas en las redadas del martes.

Estas incluyen a otro miembro de la RFEF y un ejecutivo de la asociación de futbol de Tenerife, quienes fueron acusados de malversación de fondos y de desviarlos a una compañía que administran, mencionó la policía.

La RFEF llevará a cabo una asamblea el 20 de julio para aprobar el calendario de juegos para la siguiente temporada de La Liga de España, una reunión usualmente presidida por Villar.