Barcelona cierra su desastrosa ventana de transferencias con gimoteos

thumbnail

BARCELONA, España (AP) En lugar de un jugador prometido para ayudar a llenar el hueco dejado por Neymar, el Barcelona no realizó ninguna contratación el día final del mercado de transferencias del verano en España.

El Barcelona había estado tras el jugador del Liverpool, Philippe Coutinho, por semanas y el lunes el director deportivo del Barcelona, Robert Fernández, mencionó que el club quería traer a “uno o quizá dos jugadores” antes de que se cerrara la ventana de transferencias el viernes.

Obrigado meu DEUS????⚽️ ? @lucasfigfoto

Публикация от Philippe Coutinho (@phil.coutinho)

Pero la fecha límite a media noche para adquirir nuevos jugadores en La Liga llegó antes de que el Barcelona pudiera tomar a Coutinho o encontrar talento similar para ayudar a su ataque. Los reportes de los medios habían especulado que el Barcelona también estaba interesado en el extremo del Paris Saint-Germain, Ángel Di Maria y el creador de jugadas de la Juventus, Paulo Dybala.

La única actividad en el Camp Nou el viernes fue el acuerdo del Barcelona para prestar al delantero Munir El Haddadi al club español, el Alavés. Él jugó a préstamo con el Valencia la temporada pasada.

Fernández también mencionó que era probable que otros jugadores dejen el equipo. Pero tanto el mediocampista, Arda Turan y el decepcionante Andre Gomes, ambos se quedaron.

Barcelona anunció tarde el viernes que Fernández y el funcionario del club, Albert Soler, realizarían una conferencia de prensa el sábado, aparentemente para explicar qué salió mal en la ventana de transferencias.

El no poder firmar a Coutinho o a otro jugador creativo de alto nivel cierra un espantoso mes para el Barcelona, que comenzó con Neymar saliendo al PSG después de que el club francés activó su cláusula de recesión pagando una comisión record mundial de $262 millones.

El Barcelona pudo reinvertir parte del pago en el extremo francés, Ousmane Dembele, y el mediocampista brasileño, Paulinho. Paulinho costó $47 millones. El costo final de Dembele puede llegar hasta $173 millones, haciéndolo la tercera transferencia más costosa después de la de Neymar y de la nueva firma de Kylian Mbappe con el PSG.